Published On: Mar, Ago 24th, 2021

¿Qué son las lesiones de ligamentos de rodilla?

lesiones del ligamento de la rodilla

Las lesiones de ligamentos de rodilla

Las lesiones de ligamentos en la rodilla, como el ligamento cruzado anterior (LCA), pueden dejarlo al margen rápidamente. Duelen mucho y pueden limitar lo que puede hacer.

Pero la mayoría de las veces, aún es posible una reaparición. El tratamiento tiene más éxito que antes.

Los ligamentos son bandas de tejido resistentes que conectan los huesos de su cuerpo. Hay cuatro ligamentos en la rodilla que son propensos a lesionarse:

  • El ligamento cruzado anterior (LCA) es el ligamento de rodilla que se lesiona con más frecuencia. Conecta el hueso del muslo con la espinilla.
  • El ligamento cruzado posterior (LCP) también une el hueso del muslo con la espinilla de la rodilla. (Rara vez se lesiona, excepto en accidentes automovilísticos).
  • El ligamento colateral lateral (LCL) conecta el hueso del muslo con el peroné, el hueso más pequeño de la parte inferior de la pierna en el lado externo de la rodilla.
  • El ligamento colateral medial (MCL) une el fémur al hueso de la espinilla en el interior de la rodilla.

¿Cómo se siente una lesión del ligamento de la rodilla?

Puede tener:

  • Dolor, a menudo repentino y severo
  • Un chasquido o chasquido fuerte durante la lesión
  • Hinchazón dentro de las primeras 24 horas después de la lesión.
  • Una sensación de aflojamiento en la articulación.
  • Incapacidad para poner peso sobre la articulación sin dolor, o cualquier peso en absoluto.

Estas lesiones necesitan atención médica. En algunos casos, como ocurre con los desgarros del ligamento cruzado anterior (LCA), es posible que necesite una cirugía para que su rodilla esté estable y no ceda al girar o girar.

lesión del ligamento de la rodilla

Diagnóstico

Su médico le hará un examen físico. Si su rodilla está muy tensa e hinchada con sangre, su médico puede usar una aguja para drenarla. Es posible que necesite radiografías para asegurarse de que no tiene un hueso roto, así como una resonancia magnética para verificar si hay lesiones en los ligamentos.

Tratamiento

Una lesión leve a moderada del ligamento de la rodilla puede sanar por sí sola con el tiempo. Para acelerar la curación, puede:

  • Descanse la rodilla. Evite poner mucho peso sobre su rodilla si le duele hacerlo. Es posible que deba usar muletas durante un tiempo.
  • Aplique hielo en la rodilla durante 20 a 30 minutos cada 3 a 4 horas para aliviar el dolor y la hinchazón. Continúe haciéndolo durante 2 a 3 días o hasta que desaparezca la hinchazón.
  • Comprime tu rodilla. Coloque una venda elástica, correas o mangas en su rodilla para controlar la hinchazón.
  • Levante la rodilla sobre una almohada cuando esté sentado o acostado.
  • Use una rodillera para estabilizar la rodilla y protegerla de más lesiones.
  • Toma analgésicos antiinflamatorios. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) como la aspirina, el ibuprofeno o el naproxino ayudarán con el dolor y la hinchazón. Siga las instrucciones exactamente. Hable con su médico o farmacéutico si tiene alguna pregunta o siente que aún las necesita después de 7 a 10 días.
  • Practique ejercicios de estiramiento y fortalecimiento si su médico se los recomienda. Nunca estires tanto que duela. Pídale a su médico que le recomiende un fisioterapeuta como guía.

¿Necesitaré cirugía?

Solo su médico puede decirle con seguridad. Aunque puede haber excepciones, la mayoría de los desgarros de ligamentos colaterales (LCL y MCL) no necesitan cirugía.

Sin embargo, cuando un ligamento cruzado (LCA o LCP) se desgarra por completo o se estira más allá de sus límites, la única opción es la cirugía reconstructiva de rodilla. En este procedimiento, un cirujano tomará tendones de otras partes de su pierna, o de un cadáver, para reemplazar el ligamento desgarrado.

Una reconstrucción de ligamentos para una lesión de LCA o LCP es complicada y complicada. No es la opción correcta para todos. Una persona que tiene dolor de rodilla o inestabilidad severa puede optar por tenerlo. También podría hacerlo un deportista que quiera recuperar su nivel de rendimiento.

Pero si el dolor no es un problema, puede optar por saltarse la cirugía y aceptar el riesgo de una inestabilidad permanente en la pierna. También puede optar por un aparato ortopédico hecho a medida. Hable sobre las opciones de tratamiento con su médico.

cirugía de rodilla

¿Cuándo me sentiré mejor después de una lesión del ligamento de la rodilla?

Su tiempo de recuperación dependerá de la gravedad de la lesión. Las personas también se curan a ritmos diferentes.

En la mayoría de los casos, la fisioterapia puede ayudar a limitar los problemas y acelerar su recuperación. Si tiene un desgarro del LCA, su médico puede recomendarlo después de la cirugía.

Mientras se recupera, si su equipo médico está de acuerdo, puede realizar una nueva actividad que no lastime su rodilla. Por ejemplo, los corredores podrían intentar nadar.

Hagas lo que hagas, no apresures las cosas. No debe volver a su nivel anterior de actividad física hasta que:

  • Su médico dice que está bien que participe.
  • Puede doblar y estirar completamente la rodilla sin dolor.
  • La rodilla no duele cuando caminas, trotas, corres o saltas.
  • Ya no está hinchado.
  • La rodilla lesionada es tan fuerte como la rodilla sana.
  • Si comienza a usar la rodilla antes de que sane, podría causar un daño permanente.

Prevención

Las lesiones de los ligamentos de la rodilla son difíciles de prevenir. Pero puede tomar algunas precauciones que pueden hacer que sean menos probables. Debería:

  • Mantenga fuertes los músculos de los muslos con estiramientos y fortalecimientos regulares.
  • Calienta con actividades ligeras antes de participar en las más difíciles.
  • Mantén la flexibilidad.
  • Realice los cambios lentamente. No hagas que tus entrenamientos sean mucho más intensos de repente.

Siguenos en las Redes Sociales
Subscríbete a nuestro canal en YouTube aquí
Dénos un Me Gusta en Facebook aquí

About the Author

- Cinturón Negro en Karate, profesor de Inglés y Español en la Universidad Nacional de San Diego, California. Profesor Becado Fulbright.