Published On: Jue, Abr 4th, 2019

Pose del Perro Mirando hacia Abajo

Perro Mirando hacia Abajo

Pose del Perro Mirando hacia Abajo

Esta pose o Adho Mukha Svanasana es una pose clásica en la yoga. Esta pose representa el vínculo entre muchas asanas, el nombre viene de un perro que se estira hacia adelante usando sus patas frontales.

Esta asana es una sabia mezcla de apertura de la espalda, estirarmiento de la parte posterior de las piernas y un trabajo profundo para relajar el diafragma, que obtiene efectos fabulosos si se practica con regularidad. Uno de los principios fundamentales consiste en inducir al mismo tiempo el estiramiento y la relajación del diafragma, dos movimientos que permiten relajarse de verdad.

Beneficios de la Pose

Gracias a esta postura, aprovechará los efectos beneficiosos de las posturas de equilibrio (potencia y estabilidad), las flexiones frontales (reposo y alivio) y las posturas invertidas, regenerando las células e irrigando el cerebro.

  • Esta pose abre los hombros y refuerza la parte superior de la espalda; Es una excelente preparación para las posturas invertidas. Estira tanto los isquiotibiales como los gemelos al mismo tiempo.

Un pequeño truco si notas algo de rigidez en las piernas.: doble las rodillas para mantener la longitud desde la parte superior del cráneo hasta el coxis. Por último y sobre todo, serás capaz de calmar profundamente la mente y cultivar la fuerza. Estirar el busto y el diafragma, combinado con una respiración lenta y profunda, hace más lentas las pulsaciones. La relajación total de la cabeza, los trapecios y la piel de la frente calman la mente y se relajan.

The Dog Pose in Yoga

Con esta posición usted podra obtener estos beneficios:

  • Relajar y calmar la mente.
  • Estirar el cuerpo y sobre todo la espalda.
  • Fortalecer los brazos y hombros y relajar las parte posterior de las piernas.

Perro Mirando hacia Abajo paso a paso

  1. En cuatro patas, con las manos apoyadas en el suelo (dedos abiertos), bien en paralelo y como prolongación de los hombros. 
  2. Los pies separados a la altura de la cadera, alineados con las manos. 
  3. Ponte sobre la punta de los pies y, lentamente, empuja de la pelvis hacia arriba estirando brazos y piernas. 
  4. Con las manos, ve dando pasitos para estirar poco a poco la columna vertebral.
  5. El pie entero tiene que descansar en el suelo. 
  6. La cabeza se queda hacia abajo. 

Recomendaciones

  • Los antebrazos también se alejan del suelo y, naturalmente, la columna se queda en una posición neutra. 
  • A lo largo del ejercicio, coloca las costillas flotantes hacia adentro.
  • Si eres un principiante, mantén la postura entre 30 y 40 segundos.

Siguenos en las Redes Sociales
Subscríbete a nuestro canal en YouTube aquí
Dános un Me Gusta en Facebook aquí

About the Author

- Cinturón Negro en Karate, profesor de Inglés y Español en la Universidad Nacional de San Diego, California. Profesor Becado Fulbright.