Published On: Lun, Ene 31st, 2022

Como parar el Bullying en la Escuela

Como parar el Bullying en la Escuela

Como parar el Bullying en la Escuela

A nadie le gusta el Bullying, pero todos hemos pasado por esto. Todos los que hacen Bullying a los demás siempre buscan hacerlo con alguien que no se puede defender, que es tímido o que lamentablemente tiene algun tipo de discapacidad. Veamos los tipos de Bullying en la escuela.

Tipos de Bullying escolar:

  • Bullying verbal: el bullying verbal es cuando los niños usan declaraciones negativas, insultos y apodos para dominar y controlar a sus víctimas.
  • Bullying físico: la violencia adolescente, como las peleas grupales, prevalece en los terrenos de la escuela. Sucede cuando los niños patean, golpean, empujan o hacen tropezar a otros.
  • CiberBullying: el ciberacoso consiste en publicar o enviar contenido negativo en las plataformas de redes sociales. Eso puede incluir imágenes y videos hirientes, mensajes de odio y amenazas.
  • Bullying social: esto ocurre cuando los estudiantes arruinan la reputación de otra persona o la humillan. Lo hacen difundiendo rumores, gastando bromas desagradables o animando a otros a excluirlos.

Los niños afectados a menudo sufren de bajo rendimiento en la escuela, problemas para dormir, ansiedad y depresión. Y no olvidemos a los estudiantes que acosan: corren un riesgo mucho mayor de sufrir una gran cantidad de problemas que podrían extenderse hasta la edad adulta, que van desde el comportamiento violento hasta el abuso de sustancias.

Como Prevenir el Bullying en la escuela

There are steps you can take to try to prevent bullying from happening. These can differ, depending on the age of the children.

Here are some of the strategies you can employ to help prevent bullying.

1. Mantener las lineas de comunicación abiertas

Hablar con su hijo abiertamente sobre sus amigos desde una edad temprana lo ayuda a establecer una buena comunicación con ellos. Es tranquilizador para ellos saber que estás interesado en lo que hacen y que los respaldas en todo momento.

Anímelos a hablar abiertamente sobre su día. Hágales preguntas abiertas que alentarán una respuesta. El tipo de cosas que puede preguntar incluyen:

  • ¿Qué pasó hoy que estuvo bueno?
  • ¿Pasó algo malo?
  • ¿Cómo era la hora del almuerzo? ¿Con quién te sentaste y de qué hablaron?
  • ¿Cómo fue tu viaje en el autobús escolar?
  • ¿Qué disfrutas de la escuela?
  • ¿Qué no te gusta de la escuela?

¿Por qué no invitar a algunos de sus amigos para que pueda conocerlos mejor? Esto le dará una idea de las interacciones de su hijo con sus compañeros.

Hablar con sus hijos sobre el acoso escolar y cómo podría afectarlos puede ayudarlo a comprender lo que está sucediendo. Es importante animar a sus hijos a que le respondan con sinceridad y hacerles saber que está allí para ayudarles si surgen problemas.

Hablar sobre el acoso puede ser difícil para un niño. Estas son algunas de las preguntas que puede hacer para determinar qué entienden sobre el acoso escolar y cómo lidiar con él.

  • ¿Qué significa para ti “ser un acosador”?
  • ¿Por qué crees que los niños acosan a los demás?
  • ¿Te asusta el bullying y te da miedo ir a la escuela?
  • ¿Qué crees que puedo hacer como tu padre para ayudar a detener la intimidación?
  • ¿Cómo te sientes cuando ves que otros niños son acosados?
  • ¿Tratarías de ayudar a alguien que está siendo acosado?

2. Eduque a sus hijos sobre Bullying

Los niños comienzan a aprender cómo comportarse a una edad temprana. Observan lo que hacemos como adultos y siguen nuestro ejemplo.

Con esto en mente, siempre trata a los demás con respeto. Diga “por favor” y “gracias” y sea respetuoso, amable y amistoso con los demás. Los niños observarán su comportamiento y adquirirán estos buenos hábitos.

Si tiene niños en edad preescolar y más pequeños, explíqueles que necesitan compartir y jugar bien. No pueden simplemente tomar un juguete o un libro de otro niño solo porque lo quieren. Necesitan aprender el impacto que esto tiene y cómo hace sentir a los demás.

Los niños también deben ser conscientes de que el uso de la tecnología para difundir rumores o ser desagradable con otros niños también es intimidación, excluir a los niños de actividades y aislarlos.

Explíquele a su hijo que respetarse a sí mismo y a los demás puede ayudarlo a formar amistades saludables. Deben escuchar a sus amigos y no juzgarlos ni hablar de ellos a sus espaldas. Necesitan apoyar a sus amigos, confiar en ellos y ser honestos con ellos.

3. Reconociendo las señales del Bullying

Reconociendo las señales del Bullying - Parar el Bullying

Señales de que su hijo es víctima de acoso escolar

No todos los niños mostrarán signos de que están siendo intimidados, pero aquí hay algunas cosas que puede tener en cuenta:

  • Lesiones que no se pueden explicar.
  • Objetos personales destruidos o perdidos.
  • Fingiendo enfermedades o dolores de estómago o de cabeza regulares.
  • Los hábitos alimenticios cambian, tal vez se saltan comidas o un niño come en exceso.
  • Pesadillas o dificultad para dormir.
  • No querer asistir a la escuela, bajar las calificaciones o reducir el entusiasmo por el trabajo escolar.
  • Evitar situaciones sociales o una repentina falta de amigos.
  • Disminución de la autoestima o sensación de impotencia.
  • Comportamientos como autolesionarse, huir de casa o hablar de suicidio.

Los efectos de la intimidación pueden ser graves y poner a un niño en peligro o angustia, por lo tanto, busque ayuda lo antes posible si está preocupado.

Signos que su hijo o hija a podría estar haciendo Bullying

Los acosadores pueden dar señales reveladoras de su comportamiento; éstas incluyen:

  • Entrar en peleas verbales o físicas.
  • Asociarse con niños que son acosadores.
  • Mayor comportamiento agresivo.
  • Detención frecuente o visitas al director.
  • Tener pertenencias nuevas o dinero extra, sin explicación de dónde provienen.
  • Culpar a otros niños de sus problemas.
  • Preocuparse por lo populares que son o cómo aparecen ante otras personas.
  • No asumir la responsabilidad de sus actos.

¿Por qué los niños no denuncian el Bullying?

Mencionamos anteriormente que solo alrededor del 40 por ciento de los niños en los EE. UU. informarían sobre el acoso a los adultos. Algunas de las razones por las que no dicen nada son que:

  • Sentirse impotente.
  • Creen que pueden manejarlo solos.
  • No quiero que me vean como chismosos.
  • Miedo de que pueda haber una reacción violenta por parte del acosador.
  • Siéntase humillado y no quiera que los adultos sepan lo que se dice de ellos.
  • Piensa que los adultos podrían juzgarlos o castigarlos por no defenderse.
  • Ya se siente aislado socialmente y piensa que nadie lo entiende o le importa.
  • Miedo al rechazo de sus compañeros que podrían estar mostrándoles algún apoyo o brindándoles alguna protección.

4. Enseñe a su hijo a no hacer Bullying

Enseñe a su hijo a no hacer Bullying - Parar el Bullying

Hemos mencionado cómo los niños seguirán modelos a seguir. Asegúrese de que su comportamiento sea un buen ejemplo.

Enséñeles a no difundir rumores o señalar a los niños porque son diferentes. Fomente la empatía con los demás y desaliente la adición a la intimidación de cualquier manera. Dígale a su hijo que no tiene que tolerar el comportamiento de un acosador solo para encajar.

Los niños también necesitan saber que ser un acosador tiene consecuencias en el hogar, la escuela y la comunidad. Pueden perder privilegios e incluso enfrentar cargos criminales.

5. Dale a tus hijos las herramientas adecuadas

6. Aumente la confianza de su hijo – Parar el Bullying

Aumente la confianza de su hijo - Parar el Bullying

Es probable que un niño al que se alienta y cuida tenga más autoestima y confianza. Esto puede reducir la probabilidad de que sean acosados.

Los niños que participan en actividades que aman también pueden tener más confianza. Esto podría ser tocar un instrumento, cocinar, jugar a la pelota o bailar.

Su éxito en el pasatiempo elegido les dará una sensación de logro. La experiencia que adquieran les hará sentirse orgullosos de sí mismos y les ayudará a conectarse con otros niños.

Otras actividades escolares también pueden ayudar a que un niño se sienta involucrado y construya amistades. Unirse a un club escolar que les interese, ser voluntario, participar en una obra de teatro escolar o practicar deportes son solo algunas ideas. Tener amigos con los mismos intereses puede ayudar a mantener a raya a los acosadores.

7. Involúcrate – Parar el Bullying

Puede mantenerse actualizado con lo que sucede en la escuela de su hijo si se involucra. Asiste a eventos escolares e incluso ofrécete como voluntario para ayudar.

Hay formas sencillas en que los padres y cuidadores pueden mantenerse al día con la vida de los niños. Conozca a los padres de los amigos de su hijo y haga un esfuerzo por conocer a los maestros y consejeros.

Cuando los boletines de la clase o los volantes de la escuela lleguen a casa, asegúrese de leerlos. Habla de ellos con tus hijos, para que sepan que estás interesado.

Le ayuda a conocer las políticas de la escuela sobre el acoso escolar.

8. Reportar el Bullying

Reportar el Bullying

Saber cómo se maneja el acoso escolar en la escuela de su hijo le permitirá saber a quién contactar en caso de un incidente. También establecerá expectativas claras de cómo la escuela podría manejar la situación.

Desafortunadamente, las escuelas no pueden evitar que la intimidación suceda todo el tiempo y los padres no deben esperar esto.

Sin embargo, lo que las escuelas pueden hacer es adoptar un enfoque proactivo frente al acoso escolar. Sería correcto esperar que una escuela se ocupe de ello de manera rápida, eficiente y firme cuando ocurra.

La administración escolar debe tener pautas y políticas establecidas. Estos deben incluir investigar las preocupaciones de los padres y hacerles saber lo que pretenden hacer para remediar la situación.

No deberían tener una reunión con el acosador y el niño que ha sido acosado juntos. Esto podría ser intimidante y vergonzoso para la víctima.

Se debe realizar una reunión con el niño acosado para tranquilizarlo sobre las acciones de la escuela para detener la terrible experiencia. Se debe implementar un plan que proteja al niño y en el que los miembros del personal mantengan los ojos abiertos para evitar más intimidaciones.

El niño o los niños que realizan la intimidación también deben tener una reunión con un miembro superior del personal de la escuela. Se les debe dejar claro que la intimidación no es un comportamiento aceptable.

También necesitan saber que habrá consecuencias si continúa: se notificará a sus padres y se les retirarán los privilegios.

Tanto los padres como la escuela deben asegurarse de que el niño acosado no se sienta culpable. No se les debe hacer pensar que son los responsables.

Hay ocasiones en que se cuestionan las acciones de un niño acosado. Tal vez carecen de habilidades sociales y son percibidos como molestos, lo que podría explicar por qué fueron acosados. Esto no aprueba ni justifica la intimidación, y el asunto se debe plantear con un consejero escolar.

Se debe dar a la escuela una cantidad de tiempo razonable para tratar los problemas planteados. Necesitan escuchar ambos lados de una historia para determinar la verdad. Esto puede tomar hasta una semana.

Si la intimidación continúa, solicite una reunión o escriba al director de la escuela. Si esto falla, o si la gerencia no quiere o no puede detener la intimidación, debe escribirle al superintendente de la escuela.

Hagas lo que hagas, no tengas miedo de ser persistente. La seguridad de su hijo es lo más importante, y los padres deben plantear las preocupaciones sobre el acoso para que puedan abordarse.

9. Deben establecerse límites tecnológicos – Parar el Bullying

El acoso cibernético es una preocupación, ya que la mayoría de los niños tienen acceso a teléfonos celulares, computadoras y tabletas hoy en día. Las tasas de prevalencia de este tipo de intimidación oscilan entre el uno y el 41 por ciento para la perpetración y entre el tres y el 72 por ciento para la victimización. También hay alrededor del dos al 16 por ciento de los niños que perpetran y son víctimas.

Hable con su hijo sobre el acoso cibernético y dígale que no reenvíe ni responda ningún correo electrónico o mensaje amenazante.

Asegúrese de que la computadora de su hijo tenga el filtro apropiado para su edad. Agréguelos como amigos en Twitter, Instagram, Snapchat o Facebook, para que pueda ver lo que está sucediendo.

10. Únete a otros para detener el Bullying

El acoso puede ocurrir en muchos lugares fuera del entorno escolar, como en la calle, en el centro comercial o en un club juvenil. También se necesita el apoyo de la comunidad para ayudar a prevenir el acoso escolar.

Cualquiera que trabaje con niños en la comunidad puede transmitir mensajes contra el Bullying: cuantos más niños escuchen estos mensajes, mejor.

Las asociaciones locales que trabajan con niños y padres pueden ayudar. Otras personas involucradas incluyen agentes del orden público, asociaciones de vecinos, especialistas en salud mental, empresas locales y organizaciones eclesiásticas. Cualquiera de estas personas puede ser testigo del acoso y juntos pueden encontrar soluciones específicas.

Podría animar a los adolescentes a que ayuden a los niños más pequeños a emplear comportamientos anti-bullying.

Articulos recomendados:

Siguenos en las Redes Sociales
Subscríbete a nuestro canal en YouTube aquí
Dénos un Me Gusta en Facebook aquí

About the Author

- Cinturón Negro en Karate, profesor de Inglés y Español en la Universidad Nacional de San Diego, California. Profesor Becado Fulbright.